Descubre Thimblex

Todo lo que querías saber sobre Thimblex

Thimblex es una técnica terapéutica que trata y previene lesiones en músculos, tendones y articulaciones. Thimblex es diferente de otras terapias ya que cree que la mayoría de los dolores en los tendones, articulaciones y músculos provienen de restricciones entre la piel y las fascias superficiales lo que puede llevar a adherencias, restricciones y tejido cicatricial.

Mediante el diagnóstico termográfico se logra identificar cambios en la temperatura de la piel y, por tanto, encontrar zonas con inflamación y músculos sobrecargados. Estas zonas, también llamadas “stoppers”, presentan una circulación sanguínea y linfática comprometida y suelen coincidir con los dolores.

Una vez identificadas las zonas comprometidas, se aplican maniobras terapéuticas con los dedales de adherencia únicos de la técnica Thimblex.

En la literatura científica se encuentran múltiples explicaciones a la teoría de Thimblex.

Andrzej Pilat (2003) describe como en el sistema fascial superficial sano, la piel puede moverse fácilmente sobre la superficie de los músculos. En la fibromialgia o el dolor miofascial crónico, casi siempre está adherida, sin posibilidad de desplazamiento libre.

Fama y Bueti (2011) describen que cuando el tejido fibroso se irrita forma adherencias que comprometen el funcionamiento de la fascia, limitan la circulación a través del tejido subyacente e inhiben la función debido a la isquemia.

Tom Myers en su libro Anatomy Trains describe tres causas de adherencias fasciales: lesión, desuso e inflamación. Las adherencias dan como resultado un movimiento limitado entre las fascias que envuelven los músculos y hacen que éstas se adhieran unas a otras. El deslizamiento entre la piel y los músculos se limita. También disminuye el flujo linfático y sanguíneo.

 

 

 

Quinn (2012) describe la formación de adherencias fasciales: las adherencias se forman por diversos motivos, como el desuso, la falta de estiramientos o las lesiones. La fascia y el tejido muscular subyacente pueden quedar unidos. Esto se llama adhesión y da como resultado un movimiento muscular restringido. También causa dolor y disminuye el rango de movimiento.

Stecco habla sobre un aumento de la viscosidad en el área lesionada que disminuye el deslizamiento entre el músculo y la fascia. También disminuye la activación de los músculos y esto provoca un reclutamiento inadecuado de las fibras.

El tratamiento con Thimblex se centra principalmente en eliminar las restricciones entre las láminas de tejido conectivo, especialmente entre la piel y la fascia superficial del músculo. Con el tratamiento Thimblex las adherencias pueden transformarse de una sustancia similar a un gel (que limita el movimiento) a un estado de más acuoso y flexible (Mark Lindsey, 2005).

Este nuevo estado restaurará la movilidad y la flexibilidad, abrirá las líneas de comunicación en todo el cuerpo al borrar la memoria somática del tejido, eliminará sustancias tóxicas que han quedado atrapadas en la malla de fibras y resolverá el dolor de los tejidos blandos. Todo esto permitirá que los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos se dilaten (se abran), lo que aumentará la circulación de ambos fluidos.

Thimblex nació en 2012 cuando Juan Reque comenzó a tratar a sus pacientes con diversos «tirones de la piel». Observó que en la mayoría de las lesiones musculoesqueléticas crónicas, como el dolor de rodilla, hombro o codo la piel alrededor del área lesionada es hipersensible y presenta menos elasticidad. Además, la piel en estas áreas es extremadamente dolorosa durante las manipulaciones en comparación con las áreas no lesionadas. Esto le condujo a crear las técnicas y tratamientos Thimblex.

Reserva tu sesión

Todas las sesiones son individuales con un terapeuta exclusivo para ti. Las sesiones son de 40 minutos.

Reserva ahora