Las aventuras de la camilla Rusti: Lesi贸n de menisco (rodilla).

Tiempo de lectura: 11 minutos

Estaba atrapado en un espacio peque帽o, una caja dura y oscura. No hab铆a ventanas ni puertas a la vista. Estaba solo, rodeado de paredes de madera, h煤medas y fr铆as.

Tenuemente, a lo lejos, escuchaba conversaciones, frases sueltas, cuyo significado no llegaba a descifrar. Trataba de taparse los o铆dos, pero las voces no se deten铆an.

Era una situaci贸n angustiante, no consegu铆a comprender c贸mo hab铆a acabado ah铆. De una de las paredes colgaba una placa de lat贸n que indicaba: D24. No conoc铆a el significado, pero le daba mala espina. Comenzaba a ponerse muy nervioso, no estaba seguro qu茅 era peor: la claustrofobia que sent铆a o el miedo a lo que le pudiese ocurrir.

De repente, la caja se empez贸 a deslizar lentamente hacia un lado. Su coraz贸n empez贸 a latir muy r谩pido, intent贸 gritar, pero su voz estaba atrapada en su garganta. La caja par贸 de moverse y se dio cuenta de que, desde un extremo, entraba un halo de luz.

鈥擫a salida 鈥攑ens贸. Se desplaz贸 lentamente hacia el lado desde donde proven铆a la luz y se asom贸 por la rendija que se hab铆a abierto. Lo que vio le asust贸 aun m谩s. Mirase donde mirase, arriba, abajo, a laizquierda o a la derecha, solo se ve铆an cientos de peque帽os cajones, cada uno con su correspondiente placa de lat贸n, su letra y su n煤mero.

鈥斅緾u谩l ser铆a el significado de esta cajonera? 鈥擲upuso que en cada caja hab铆a alguien como 茅l, pero su caj贸n era el 煤nico que estaba medio abierto.

鈥擵amos a ver ese menisco 鈥攅scuch贸 de repente decir a alguien鈥. Tenemos que valorar si operarlo o no 鈥擫a voz se iba acercando cada vez m谩s, con pasos que hac铆an retumbar las paredes. Sab铆a que no hab铆a escapatoria y grit贸 con terror:

鈥擭o, por favor. 隆Sacadme de aqu铆! 驴D贸nde est谩n mis compa帽eros? 隆Socorro! 隆Que alguien me ayude!

En ese momento se despert贸.

鈥擳ranquilo, has tenido una pesadilla 鈥攅scuch贸 decir a una voz tranquila y reconfortante. Era Rusti que lo observaba鈥. Llevas un buen rato temblando y diciendo cosas sin sentido. 驴De qu茅 ten铆as miedo?

鈥擭o me acuerdo muy bien, pero hab铆a muchos cajones y alguien me dijo que me iban a operar 鈥攄ijo todav铆a algo asustado.

鈥擜h, ya entiendo. Es la pesadilla de la cajonera. No es la primera vez que la oigo mencionar. Luego te cuento todo sobre ella. Pero antes de eso, 驴c贸mo te llamas?

鈥擬e llamo Meniskus y soy uno de los meniscos de la rodilla de Ansu Fati.

鈥斅縃e o铆do menisco? 鈥攕e escuch贸 decir al viejo Sof谩鈥. Antes de embarcarnos en esta nueva aventura es importante saber qu茅 es un menisco. Os lo cuento aunque no os interese.

鈥斅enga! 鈥攃ontest贸 Rusti鈥. 隆Ilum铆nanos!

鈥擯ues aqu铆 va: El menisco es un tipo de cart铆lago que se encuentra en la rodilla. Cada rodilla tiene dos meniscos, uno en la parte interior, en forma de C (menisco medial), y otro en la parte exterior, en forma de U (menisco lateral). El menisco es una estructura fibrocartilaginosa que act煤a como amortiguador y estabilizador de la rodilla. Sirve de uni贸n entre el f茅mur y la tibia, los dos huesos largos de la pierna. Sin los meniscos, estos huesos chocar铆an los unos con los otros, como parachoques entre dos vagones de un tren.

鈥斅u茅 bien lo ha resumido el viejo Sof谩! 鈥攄ijo Meniskus鈥. Pero luego os cuento con m谩s detalle. Somos mucho m谩s que un simple cart铆lago. Ahora, por favor, vamos a escuchar a este nuevo terapeuta al que hemos venido a ver, que estoy un poco asustado. 驴C贸mo se llama?

鈥擲e llama Jaime. No te preocupes que Ansu est谩 en buenas manos.

鈥擡so espero 鈥攄ijo Meniskus con precauci贸n.

鈥擝uenos d铆as. Mi nombre es Jaime, soy fisioterapeuta y vamos a intentar curarte esa rodilla. Pero antes, 隆cu茅ntame qu茅 es lo que ha pasado! 鈥攅mpez贸 diciendo Jaime.

鈥擯ues ver谩s. Yo me llamo Ansu Fati y soy jugador de f煤tbol profesional. Juego en el primer equipo del Barcelona.

鈥擯ero, 驴no eres demasiado joven para jugar en el Barcelona? 驴Cu谩ntos a帽os tienes? 鈥攑regunt贸 Jaime.

T铆midamente, Ansu respondi贸:

鈥擝ueno, la verdad es que tengo 18 a帽os.

鈥斅縔 eres de Espa帽a? Lo digo por el nombre 鈥攑regunt贸 Jaime.

鈥擲铆, soy espa帽ol 鈥攃ontest贸 con orgullo Ansu鈥. Aunque nac铆 en Guinea Bissau, con seis a帽os mi familia y yo nos mudamos a Sevilla.

鈥斅縂uinea qu茅? 鈥攑regunt贸 la camilla Rusti.

A lo cual el viejo Sof谩 contesto r谩pidamente:

鈥擱usti, no nos hagas perder tiempo, que la historia de Ansu nos interesa. De todas formas, para tu informaci贸n, Guinea-Bissau es un pa铆s ubicado en 脕frica occidental, limitando con Senegal al norte y Guinea al sur y este. Su capital y ciudad m谩s grande es Bissau.

Ajeno a esta conversaci贸n, Ansu segu铆a contando su historia.

鈥擡n Sevilla jug谩bamos al f煤tbol mi hermano y yo. Siempre nos dec铆an que 茅ramos muy buenos y ya con diez a帽os hablaron con mi padre para que me fuera a la cantera del Barcelona, a La Massia. Era una oferta muy buena para mi familia y a m铆 lo que m谩s me gustaba era jugar al f煤tbol. As铆 que nos mudamos todos a Barcelona y, desde entonces, no he parado de jugar. Debut茅 en primera divisi贸n con diecis茅is a帽os y en la selecci贸n espa帽ola con diecisiete.

鈥擬uy interesante 鈥攃oment贸 Jaime鈥. Pero supongo que si hoy est谩s aqu铆, en mi consulta, es porque tu historia tan bonita se ha torcido un poco.

鈥斅u茅 raz贸n tienes! Estoy aqu铆 porque hace unas semanas me he hecho da帽o en la rodilla. Estaba jugando un partido contra el Betis. En una jugada cerca de la porter铆a me hicieron una entrada y sent铆 un fuerte dolor en la rodilla izquierda. Pude terminar la primera mitad, pero luego, en el vestuario, la rodilla se me hinch贸 y los doctores me dijeron que ten铆an que hacerme una resonancia magn茅tica para ver el alcance de la lesi贸n.

鈥斅縔 se vio algo en la resonancia? 鈥攑regunt贸 Jaime.

鈥擯or desgracia, s铆: rotura del menisco interno de mi rodilla derecha.

鈥擵aya, lo siento. 驴Qu茅 te han dicho los doctores que tienes que hacer? 鈥攕e interes贸 Jaime.

Rusti, Meniskus y el viejo Sof谩 se hab铆an quedado mudos escuchando esta historia tan emotiva. A Meniskus casi se le saltaban las lagrimas.

鈥斅緼s铆 que te has roto, Meniskus? 鈥攄ijo Rusti鈥. Por eso tienes pesadillas. Pobrecito, lo siento mucho.

鈥擲i, me da hasta verg眉enza comentarlo. Por mi culpa, Ansu no puede jugar. Cuando le hicieron la entrada en el partido, yo sent铆 como que un rayo me atravesaba por dentro y ahora una parte de m铆 est谩 rota. No s茅 qu茅 me va a pasar. Tengo mucho miedo. No quiero que me corten, como le he o铆do decir a alg煤n m茅dico.

No te preocupes, Meniskus 鈥攄ijo Rusti鈥. Todo va a salir bien. Al final, todo se soluciona, ya ver谩s.

鈥擮jal谩. No quiero tener m谩s pesadillas de cajones. 驴Qu茅 significado tendr谩n?

鈥擡so te lo puedo explicar yo 鈥攅mpez贸 a contar Rusti.鈥. En tiempos pasados ten铆an la costumbre de clasificar todas las partes del cuerpo individualmente. Se organizaban con letras y n煤meros. As铆, por ejemplo, el tend贸n del supraespinoso era E12 o el ligamento interno de la rodilla, el T34. Se lo imaginaban como una pared llena de cajoncitos, con cada parte del cuerpo dentro de su caj贸n. Cuando una se esas estructuras se romp铆a, lo que se intentaba era, en sentido figurado, sacar esa parte, repararla y volver a meterla en su caj贸n correspondiente. Era un sistema muy anal铆tico, pero, a la vez, muy entendible y razonable.

鈥擟laro, por eso mi caj贸n se abri贸 en el sue帽o.

鈥擡xacto. Pero, con los a帽os, se ha ido viendo que el cuerpo humano no funciona as铆. Todas las partes del cuerpo se necesitan unas a otras, se apoyan unas a otras, dependen unas de otras. Es algo extremo decir que un esguince de tobillo puede provocar un dolor de cuello, pero por ah铆 van los tiros. Una parte del cuerpo no se da帽a por s铆 sola. Una lesi贸n casi siempre viene precedida de un mal funcionamiento o desgaste de otras estructuras. Tampoco una lesi贸n se cura solamente tratando la zona dolorosa. En cada tratamiento hay que tener en cuenta las articulaciones, m煤sculos y tendones de alrededor. Es una relaci贸n de ida y vuelta, una autopista de dos sentidos.

鈥擜hora que lo mencionas 鈥攃oment贸 Meniskus鈥. Los d铆as antes de lesionarme el cu谩driceps se quejaba de estar muy cansado. 芦No aguanto m谩s tantos partidos禄. Eso dec铆a constantemente.

鈥斅o has entendido!. Todas las partes del cuerpo se ayudan unas a otras. El cu谩driceps no tiene la culpa de que te hayas lesionado, pero puede que haya influido negativamente en tu lesi贸n 鈥攖ermin贸 diciendo Rusti.

Ansu segu铆a comentando con Jaime lo que le hab铆an dicho los m茅dicos:

鈥擲eg煤n ellos hay tres opciones: La primera es no hacer nada, dejar pasar el tiempo y confiar en que el menisco se cure por s铆 solo o, por lo menos, no moleste. Parece ser que los meniscos rotos, aunque no vuelvan a pegarse, pueden colocarse en una buena posici贸n y no molestar. Pero claro, eso puede llevar mucho tiempo y el club quiere que vuelva a jugar cuanto antes. Me dicen que tampoco hay ninguna garant铆a de que el menisco llegue a curarse solo, eso var铆a seg煤n cada persona y la gravedad de la lesi贸n.

鈥擡so tiene sentido. Los meniscos son un tipo especial de cart铆lago que tiene un suministro de sangre bajo, lo que significa que poseen una capacidad limitada para repararse a s铆 mismos. Las lesiones se curan, sobre todo con sangre oxigenada. Por eso, por ejemplo, los m煤sculos se curan mucho antes que otras estructuras del cuerpo, ya que tienen un aporte sangu铆neo mucho mayor 鈥攅xplic贸 Jaime.聽 聽

Ansu continu贸:

鈥擫a segunda soluci贸n es extirpar el fragmento de menisco da帽ado; en esencia, cortar el trozo que se ha roto. Es lo que se llama una menisectom铆a parcial. Se intenta conservar la mayor parte posible del menisco. La recuperaci贸n, en este caso, es mucho m谩s r谩pida. En unos dos meses podr铆a estar jugando otra vez. La tercera es la m谩s compleja: suturar el menisco, es decir, coser la parte rota y volver a ponerla en su sitio. Esta opci贸n, seg煤n me han dicho, es mejor que la anterior, pero tiene menos garant铆as de 茅xito y estar铆a cuatro o cinco meses parado.

鈥擲铆 que te lo has estudiado bien 鈥攄ijo con sorpresa Jaime鈥. Tendr谩s que pensar muy bien lo que quieres hacer.

鈥斅a primera, por favor! 隆La primera! 鈥攇rit贸 Meniskus鈥. O la tercera. Pero no elijas la dos, por favor 鈥擜 Meniskus le daba p谩nico que le cortasen.

鈥斅縏煤 qu茅 opinas? 鈥攑regunt贸 Ansu a Jaime.

鈥擬i opini贸n es que la operaci贸n siempre tiene que ser la 煤ltima opci贸n. Como dijo el famoso doctor Juvenal Urbino: 芦El bistur铆 es la prueba mayor del fracaso de la medicina禄.

鈥擜hora me acabas de rematar. 驴Qui茅n es este doctor? 驴D贸nde pasa consulta? 鈥攑regunt贸 Ansu.

Jaime contest贸 ya en un tono divertido:

鈥擡l doctor Juvenal Urbino fue quien se cas贸 con Fermina Daza.

鈥擭o te sigo, Jaime. 驴Me est谩s tomando el pelo? 鈥攄ijo un poco molesto Ansu.

Por abajo, el viejo Sof谩 no dejaba de gritar:

鈥擸o lo s茅, yo lo s茅, yo s茅 qui茅n es el doctor Juvenal Urbino. Es el que se muri贸 al caerse de una escalera intentando coger un loro.

鈥擭o te preocupes. Estaba de broma. Ya conocer谩s a este doctor en el futuro. Es un personaje ficticio que sale en la novela 芦El Amor en Tiempos de C贸lera禄, una historia muy bonita que tienes que leer alg煤n d铆a. Ahora en serio, yo creo que lo que tienes que hacer es esperar un tiempo hasta que la inflamaci贸n baje un poco y ver como est谩 la rodilla. Como me gusta decir: 芦Mejor un menisco roto que no molesta que medio menisco禄. Hay que intentar preservar el menisco todo lo que se pueda. Si, pasadas unas semanas, la rodilla te duele mucho al andar o no la puedes doblar bien, entonces te puedes plantear la operaci贸n. Pero antes tienes que conseguir que la inflamaci贸n baje. La operaci贸n es siempre la 煤ltima opci贸n.

鈥擯ero, 驴qu茅 problema tiene que me quiten el menisco o un trozo del menisco? 鈥攑regunt贸 Ansu.

鈥擜 corto plazo no mucho. Hace a帽os se tend铆a a extirpar todo el menisco una vez que un jugador se lesionaba. Incluso hubo un doctor muy famoso que met铆a los meniscos en botes de cristal y los guardaba en una estanter铆a. Ten铆a varias paredes llenas de botes. Pero con los a帽os, sobre todo si se segu铆a jugando al f煤tbol, el jugador desarrollaba una artrosis prematura. Sin el menisco, los dos huesos chocan y friccionan entre s铆 y el cart铆lago, la capa que cubre los huesos, que est谩 hecha para durar entre ochenta y noventa a帽os, se desgastaba prematuramente. Los jugadores aguantaban unos a帽os jugando y luego casi siempre ten铆an que retirarse. Algunos incluso acababan con una pr贸tesis de rodilla. As铆 que es muy importante preservar el menisco siempre que se pueda.

鈥擬enudo carnicero ese doctor. No me cae nada bien 鈥攄ijo Meniskus鈥. A m铆 lo que me gustar铆a explicarle a todos estos expertos, que hablan tanto, es que aqu铆 abajo somos una familia. Todos nos apoyamos. No sirve de nada que intenten curarme si no consiguen relajar los m煤sculos cu谩driceps o isquiotibiales. Nunca me curar茅 si los m煤sculos de las piernas de Ansu est谩n descompensados o si sus caderas est谩n bloqueadas y no se mueven bien. Tenemos que funcionar todos como un equipo, desde el portero hasta el delantero. Pero veo que ah铆 arriba est谩n obcecados en curarme a m铆 y se van a olvidar de los dem谩s.

Como si Jaime hubiese escuchado lo que dec铆a Meniskus le pregunt贸:

鈥擜nsu, 驴sabes lo que quiere decir hol铆stico?

鈥擭i idea 鈥攃ontest贸 Ansu.

鈥擯ues quiere decir que hay que entender el cuerpo como un todo integrado, en lugar de separarlo en partes o componentes individuales. Un enfoque hol铆stico reconoce que todo est谩 interconectado y que para comprender completamente algo es importante tener en cuenta todos los aspectos que lo conforman. En el caso de las lesiones, tenemos que analizar el estado de las articulaciones, los m煤sculos, los tendones鈥 todo puede influir en el tratamiento, pero, sobre todo, en la prevenci贸n de las lesiones.

Pero Ansu no estaba convencido y protest贸:

鈥擯ero mi lesi贸n fue debida a una entrada de otro jugador. Fue un accidente.

鈥擭unca se sabe 鈥攄ijo Jaime鈥. Puede que tus piernas estuvieran cansadas de otros partidos y no se hubiesen recuperado bien. Puede que tuvieses el tobillo bloqueado o la espalda r铆gida. Casi siempre hay una o varias causas por las que se producen las lesiones. Reconozco que algunas lesiones se producen por mala suerte o por un golpe fortuito. Pero aun en estos casos hay que analizar el mecanismo lesional, qu茅 es los que ha pasado antes de producirse la lesi贸n.

Ahora Ansu se qued贸 un momento pensando y dijo:

鈥擩aime, me parece superinteresante lo que est谩s comentando. Supongo que esto se puede aplicar a todos los aspectos de la vida. Por ejemplo, en un equipo de futbol trabajan el entrenador, los m茅dicos, los fisioterapeutas, los nutricionistas, los jugadores鈥 hasta los aguadores. Si uno de estos componentes falla, todo el equipo pierde. 驴Qu茅 tengo que hacer exactamente entonces?

鈥擳e canto la receta entonces: Como entrante, tenemos unas raciones antiinflamatorias. Esto lo conseguimos con tratamientos como el hielo, la bicicleta suave, la piscina y cualquier otro m茅todo que reduzca la inflamaci贸n. De plato principal, contamos con una activaci贸n muscular para quitarle presi贸n al pobre menisco: ejercicios de fortalecimiento de toda la pierna, la cadera e, incluso, abdominales y lumbares. Y como postre, tenemos una serie de ejercicios de estiramientos y propiocepci贸n, es decir, conseguir que no pierdas la movilidad y el equilibrio de la pierna. 驴Entonces todo solucionado? Tenemos un plan al que agarrarnos, que siempre es importante.

鈥擬e encanta el plan de Jaime, me encanta el sol que entra por la ventana, me encantan las palomas cantando en los arboles, me encanta todo lo que hay en esta consulta, me encanta la vida. Me gustar铆a quedarme aqu铆 a vivir. 隆Qu茅 contento estoy! 鈥攃oment贸 exultante Meniskus.

Rusti le contest贸 con gracia:

鈥擡s muy interesante ver el efecto energizante de la fisioterapia manual y hol铆stica sobre los pacientes. Entran hundidos y salen m谩s contentos que una perdiz. A veces pienso que tendr铆a que haber sido psic贸logo. De todas formas, Meniskus, si has escuchado bien a Jaime, ha dicho que hay que dejar pasar tiempo, tener paciencia y ver c贸mo evoluciona la lesi贸n.

鈥擲铆, le he escuchado bien. Pero cualquier cosa es mejor que la perspectiva de un bistur铆 y de volver a tener pesadillas sobre cajones.

鈥擫a esperanza es lo 煤ltimo que se pierde 鈥攖ermin贸 diciendo Rusti.

As铆 termin贸 la sesi贸n. Jaime y Ansu se despidieron y este prometi贸 mantener a Jaime informado sobre el devenir de su lesi贸n. Por abajo, Meniskus tambi茅n se despidi贸 del viejo Sof谩 y de Rusti. Hab铆a sido una sesi贸n muy intensa y todos estaban exhaustos. Rusti, como siempre cuando terminaba un d铆a de trabajo, se quedaba pensando sobre el significado de todo aquello. Es como si estuviese haciendo un curso acelerado sobre el cuerpo humano. M谩s aun, es como si una fuerza mayor intentara comunicarle algo que todav铆a no lograba entender. Ya hab铆an pasado muchos pacientes y hab铆a hablado con muchas partes del cuerpo. Cada una le hab铆a contado sus problemas, sus frustraciones, pero, sobre todo, aquello que les hac铆a sentirse bien. Espacio, lubricaci贸n, movimiento, colaboraci贸n, ejercicio鈥 eran todo cosas que el cuerpo necesitaba para funcionar a la perfecci贸n. Sigui贸 d谩ndole vueltas a la cabeza, pero decidi贸 posponer estos pensamientos para otro d铆a. Ahora tocaba descansar y esperar a ver qu茅 nuevas aventuras les traer铆an futuros pacientes.

P.D. Meses despu茅s de esa sesi贸n de Ansu, un paciente se dej贸 olvidado un peri贸dico deportivo sobre el viejo Sof谩. Curiosamente, estaba abierto sobre una p谩gina en la que pon铆a:

芦El calvario de Ansu Fati. El canterano del Bar莽a, lesionado 389 d铆as en las 煤ltimas dos temporadas, afronta otro obst谩culo en una corta carrera marcada por las grandes expectativas. El joven delantero del Bar莽a se oper贸 por tercera vez de su lesi贸n en la rodilla izquierda. En la primera operaci贸n suturaron el menisco roto, pero esta soluci贸n no fue exitosa禄.

Al final, no hab铆a podido ser y acabaron cortando al pobre Meniskus, la temida opci贸n dos. Esto le dio mucha pena a Rusti y al viejo Sof谩. En la vida las cosas no siempre salen como uno quiere. Pero se aferraron a lo positivo que pon铆a en el art铆culo, que Ansu estaba ya jugando a un buen nivel y marcando goles.