Newsletter # 2. El hombro congelado.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El hombro congelado es un término muy apropiado para describir esta lesión. Las personas que padecen de esta patología sienten como si su hombro se hubiese enquistado, paralizado, apelmazado… Tal vez si solo fuese éste el problema, no sería una lesión tan invalidante. A estas limitaciones hay que sumarles las molestias constantes, el dolor al dormir y el dolor al mover el brazo, sobre todo por encima de la cabeza.

Médicamente el hombro congelado también es llamado capsulitis adhesiva. No es raro ver a personas de mediana edad con este dolor, incluso sin practicar deporte habitualmente. Esta lesión aparece por capricho, a veces tiene un comienzo claro, debido a una caída o lesión pero, en otras ocasiones, simplemente aparece. En definitiva es un problema realmente desafiante ya que no es solamente doloroso, si no que produce una discapacidad en el paciente con el consecuente detrimento de su calidad de vida. 

Desde el punto de vista m√©dico no es menos complicado. El debate es continuo sobre su diagn√≥stico, su clasificaci√≥n, incluso qu√© nombre darle. Tampoco hay consenso en las opciones de tratamiento. ¬ŅNo se debe hacer nada, dejar que la naturaleza siga su curso? ¬ŅHay¬† movilizar con dolor, sin dolor, tratarlo, no tratarlo o simplemente supervisar la evoluci√≥n?

Si hacemos un r√°pido repaso a algunos estudios, en la poblaci√≥n general la incidencia est√° entre el 2 % y 5 % y es m√°s com√ļn en mujeres entre 40¬† y 60 a√Īos de edad. Si nos centramos en los estudios de calidad, describen consistentemente los altos niveles de dolor y discapacidad que sufren los pacientes y el profundo efecto que tienen en su calidad de vida. A menudo tienen una recuperaci√≥n prolongada, si realmente se recuperan por completo, y hay muchas dudas sobre cu√°les son las mejores opciones de tratamiento.

Se puede decir que la historia del hombro congelado ha sido un desaf√≠o desde hace siglos. Codman, en 1934, describe como el hombro congelado es una condici√≥n ¬ędif√≠cil de definir, dif√≠cil de tratar y dif√≠cil de explicar desde el punto de vista de la patolog√≠a¬Ľ. ¬ŅHa habido alg√ļn progreso desde 1934? Puede que alguno, pero desafortunadamente todav√≠a no entendemos completamente por qu√© el hombro congelado sucede.

Podemos ahora lanzar una reflexi√≥n: ¬ŅPor qu√© los monos y los simios no sufren de hombro congelado? ¬ŅQu√© podemos aprender de la naturaleza? ¬ŅSer√° por que no paran de mover los brazos?

Por mi experiencia, en esta reflexi√≥n encontramos una buena respuesta a los or√≠genes y causas de tener un hombro congelado. Esta es la teor√≠a del estr√©s oxidativo que se crea en toda la articulaci√≥n del hombro por poco uso. Pero esto es solo una teor√≠a. Otras abogan por una predisposici√≥n gen√©tica, una respuesta inmune del cuerpo, una inflamaci√≥n metab√≥lica, hormonal o, incluso, la diabetes. Por lo tanto la causa no la sabemos, tampoco nos importa mucho en esta lesi√≥n. Lo que nos importa es la soluci√≥n. Se habla de una curaci√≥n entre 4 meses y 2 a√Īos.¬ŅQu√© influye en que sean 4 meses o 2 a√Īos? A mi entender el trabajo de fisioterapia y ejercicios diarios que hagamos en casa. El simple reposo no mejora la lesi√≥n. Hay que movilizar, lubricar, calentar, ejercitar, masajear el hombro siempre que se pueda. Esta es, en mi opini√≥n, la soluci√≥n al hombro congelado. Pero hay que tener en cuenta que, aun en el mejor de los casos, la curaci√≥n de un hombro congelado siempre va a ser lenta y progresiva. ¬°Los milagros no existes!